LOCACIONES
Este largometraje se filmó íntegramente en la Novena Región de Chile, específicamente en las localidades de Cunco, Pitrufquén, Gorbea, Boroa Norte, Porma, Toltén, Queule y Mehuín, todos parajes de una belleza exuberante.

La modernidad que uno ve en el país solo transita por la carretera Norte-Sur a lo largo de nuestra geografía. Si uno deja este eje y se interna hacia la cordillera o la costa, se encontrará con un país estancado hace 20 ó 30 años; es en estos parajes de la Novena Región, donde mejor se representa esta realidad. Lo que nos brinda un perfecto marco para nuestra película.